Personalidades en el colegio

El nombre de Canarias

Marcos Martínez, Profesor Emérito de la Universidad Complutense de Madrid y Catedrático de Filología Griega

“Relacionar Canarias con el perro es una falsa etimología de tipo popular”

Las Islas se llaman así porque fueron ocupadas por la tribu de los canarios

Por Adriana de la Rosa, Gabriel Sánchez e Isamar Illada, alumnos de 2º de Bachillerato


Navegando entre los mares de Canarias, de una forma metafórica, durante una clase de Latín, con nuestro profesor Domingo Jorge, nos hemos encontrado con el enorme elenco de sabiduría entregado de una forma humilde por el Catedrático y Doctor en Filología Griega, Marcos Martínez, quien además es Profesor Emérito de la Universidad Complutense de Madrid. Así, hemos hallado la figura de esta célebre personalidad de las Clásicas y los textos, buscando el origen de la nomenclatura que existe sobre Canarias, de la etimología y localismos que se pueden dar sobre nuestras siete Islas, una a una, y por el nombre global que las reúne, es decir, Canarias. Nos ha llamado la atención una publicación que aparecía en los medios el pasado mes de enero, en la que se aseguraba que los canarios debieron ser un pueblo que se alimentaba con carne de perro. Esto ha llevado a LA TIZA MENSAJERA a investigar sobre este concepto y para ello hemos recurrido al doctor Marcos Martínez, quien nos ha actualizado su tesis y su visión sobre este hecho, así como otros que ha querido aportar a nuestro periódico escolar digital.

-Distinguir historia de mito, ha sido una de sus consideraciones elementales desde sus primeros trabajos, en este largo elenco de investigación que usted ha ido generando a través de su labor como helenista, ¿por qué propiciar esa distinción?
-“A la hora de hablar de Canarias en la Antigüedad grecolatina es fundamental distinguir en los textos que  informan de ellas lo que es mito y lo que son datos más o menos ciertos, lo cual exige una lectura cuidadosa y filológica de los mismos que es lo que he venido haciendo a lo largo de muchos años y que me ha permitido la publicación de más de cien trabajos sobre la cuestión. En ellos he establecido una especie de imaginario mítico canario, compuesto por temas como Océano, Columnas de Hércules, Islas de los Bienaventurados, Islas Afortunadas, Jardín de las Hespérides, Campos Elisios, Atlántida, Paraíso, Jardín de las Delicias y San Borondón, que distingo de las noticias más o menos verídicas referidas a nuestras islas que empiezan a encontrarse en autores como Pomponio Mela, Estrabón, Plinio el Viejo, etc. Primero se habla de las Canarias en términos míticos y a medida que se las va descubriendo y se llega a ellas se las va describiendo en términos reales. Lo cual no impide que algún mito perdure todavía hoy muy conectado a ellas como el de las Islas Afortunadas. No haber tenido en cuenta esta separación en la historia de nuestras islas ha sido fuente de multitud de disparates que aún hoy se siguen diciendo”.

-Estos últimos días ha salido en los medios la posibilidad de que los “canarii” recibieran ese nombre por la cinofagia de estos primeros habitantes, ¿secunda usted esta teoría o considera que hay otras que se podrían aportar? ¿Nos puede desarrollar su consideración?
-“Es ésta una cuestión muy delicada y que todavía hoy no la veo resuelta. Lo primero que debo decir es que quien en la Antigüedad es el primero en hablar de ella es el autor latino Plinio el Viejo en su obra Historia Natural, compuesta de extractos de más de 200 autores. El pasaje que aquí nos interesa es Libro V, capítulos 14-16, donde Plinio habla de una expedición de Suetonio Paulino, primer jefe romano que cruzó la cordillera del Atlas africano  y se encontró con unas tribus de canarios así llamados ‘porque  comen lo mismo que ese  animal y comparten con él las vísceras de las fieras’. De estas palabras yo no deduzco que esos canarios comían carne de perro, sino que se alimentaban como los perros. Ahora bien, está bien documentado que algunos pueblos comían carne de perro, como hoy los hay que comen carne de gato y otros animales más o menos domésticos. Pero todo esto a mí me cae fuera de mis conocimientos y el libro de José Juan Jiménez (2005) recientemente reeditado habla mucho de estas cuestiones. Por otro lado, Plinio vuelve a poner en relación el nombre de la isla Canaria con el perro y yo creo que esto es una falsa etimología de tipo popular. Por tanto, cuando en su obra (Libro VI, cap. 204) dice que Canaria  se llama así ‘por el gran número de canes de enorme tamaño  que allí se crían’ vuelve a incurrir en una asociación popular. Por mi parte creo que la isla se llama así porque fue ocupada por la tribu de los canarios de la que hablamos antes, coincidiendo así con otros muchos autores como Antonio Tejera Gaspar o Alicia García García, por citar sólo dos de los  muchos que se han dedicado a esta cuestión”.

-Muchos son los trabajos que han salido de su mesa y despacho, tras horas dedicadas al mundo de Canarias y su mitología. Ahora está concluyendo un interesante trabajo sobre los nombres o topónimos canarios, ¿en qué se basa este nuevo periplo de investigación que está acometiendo?
-“Efectivamente llevo unos meses enfrascado en recopilar los muchos datos que he escrito a lo largo de los últimos años sobre los nombres de cada una de nuestras islas con el objetivo de escribir una Historia definitiva de los nombres de las Islas Canarias, en la que pienso reunir y explicar las denominaciones actuales, las que proceden del latín o griego, las que son de origen aborigen, las del tipo turístico o más o menos folclóricas, etc. Creo que hace falta esta obra para que todo canario tenga claro cómo se ha llamado su isla a lo largo de la historia y qué es lo  que esos nombres significan”.
El Doctor Marcos Martínez. Fotografía de la web de la ULL.

-Tras sus investigaciones, ¿hacia dónde cree que deben ir dirigidos los nuevos caminos de investigación en torno a la mitología clásica relacionada con Canarias?
-“Habría que profundizar más en cada uno de los temas míticos que cité más arriba y su relación con nuestras islas. Yo he hecho la historia completa, desde la Antigüedad hasta la época moderna, del concepto Islas Afortunadas y su vinculación con Canarias. Esto mismo habría que hacerlo con otros temas, como Campos Elisios, Hespérides, Atlántida, Paraíso, etc. Podría hacerse cada uno de ellos en  el formato de Tesis doctoral. De seguro que si se hiciera de forma completa viendo todos los textos podría encontrarse todavía algún dato interesante sobre la historia de nuestras islas”.

-En reiteradas ocasiones, hemos escuchado cómo usted afirma que la verdadera razón por la  que Canarias ha sido admirada por muchos pueblos a lo largo de la historia ha sido por la bondad de su clima, ¿qué fuentes textuales se pueden manejar para llegar a esta afirmación?
-“De todos los datos que sobre Las Islas canarias se mencionan en los temas míticos -ausencia de enfermedades, tierra fértil, varias cosechas anuales, etc.- el único que sigue siendo verídico es el de su clima benigno a lo largo de todo el año, lo que le ha propiciado el espléndido turismo del que goza en la actualidad. Los demás son elementos del mito de la Edad de Oro y, por lo tanto, propios de la mitología”.

-¿Cuál cree que es la asignatura pendiente de la mitología clásica vinculada a Canarias? ¿Qué queda por hacer?
-“Lo que expresé más arriba: un estudio exhaustivo de los textos griegos, latinos y árabes, desde Homero hasta nosotros, de cada tema de mi decálogo mitológico del imaginario mítico greco-latino de Las Islas Canarias que describí en la primera cuestión”.

-Ha conocido usted  la flor y nata de la filología helénica y latina, ¿qué nombres pasan ahora por su mente y por qué?
-“Yo tuve la suerte de cursar Filología Clásica en la Universidad Complutense de Madrid, tener a los mejores helenistas y latinistas de todos los tiempos, de fama nacional e internacional, como son Fernández-Galiano, Rodríguez Adrados, Martín Sánchez Ruipérez, José Lasso de la Vega -mi maestro-, Luis Gil, Sebastián Mariné, Lisardo Rubio, Antonio Ruíz de Elvira y tantos otros que me inculcaron sobre todo el amor a la lectura de los textos greco-latinos y el rigor filológico a la hora de estudiarlos y analizarlos para poder traducirlos con la mayor fidelidad posible al castellano  y anular así tantas traducciones mal hechas llenas de disparates”.

Un canario que ha seguido mirando a Canarias desde Madrid

En sus años de cátedra en la Universidad de La Laguna, Marcos Martínez desarrolló una intensa actividad de formación y difusión de los estudios clásicos, y por sus aulas pasaron numerosos estudiantes, muchos de ellos son hoy doctores y profesionales en diversos ámbitos.
Organizó cursos superiores de Filología, Semanas Canarias sobre el Mundo Antiguo, cursos en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santa Cruz de Tenerife y varios congresos, entre los que destaca el Congreso Internacional de Semántica, que reunió a más de cuatrocientos cincuenta participantes procedentes de cuatro continentes.
Entre sus publicaciones destacan las relacionadas con las Islas Canarias y sus referencias mitológicas e históricas desde la Antigüedad hasta el Renacimiento, como son Canarias en la mitología, Las Islas Canarias de la Antigüedad al Renacimiento. Nuevos aspectos o Las Islas Canarias en la Antigüedad Clásica. Mito, historia e imaginario.
En el campo de la semántica Martínez publicó La esfera semántico-conceptual del dolor en Sófocles. Contribución al estudio del vocabulario de los sentimientos en griego clásico; Semántica del griego antiguo y Cien años de investigación semántica: de Michel Bréal a la actualidad. En la investigación filológica y editorial cabe citar Textos griegos sobre el amor; Ensayos de Filología Clásica; Los libros antiguos, ¿cómo han llegado hasta nosotros?; Sófocles. Erotismo, soledad, tradición y Cartas eróticas griegas. Antología.

Marcos Martínez también tuvo una profusa etapa como traductor de ensayos filológicos y a ello se ha de añadir los libros publicados en colaboración, capítulos de libros, artículos y conferencias. El pasado Curso 2016-2017, las Universidades de La Laguna y La Complutense de Madrid dedicaron sendos Homenajes al Doctor Marcos Martínez por su labor y carácter de emérito, y a ello también se sumó el Colegio Virgen del Mar, realizando un trabajo de investigación sobre la labor del Doctor Marcos Martínez que terminó en una publicación en su Homenaje en el Periódico DIARIO DE AVISOS.

________________________________



Mariano Gambín, desde Ira Dei

hasta La Mansión





Este autor tinerfeño ejerce como abogado, pero la historia y su pasión por la novela lo han catapultado al éxito en el subgénero policiaco



Los alumnos de Bachillerato compartieron una hora de literatura y novela policiaca con el autor canario Mariano Gambín. En el aula de 1º y 2º de Bachillerato se disertó sobre los entresijos de la “Trilogía Ira Dei”, y la nueva obra de Abogado e Historiador: “La Mansión”. Gambín llevó a los alumnos por la aventura de su vida hasta su pasión por la novela, y descifró cómo llegar a ser escritor.

Paola Barroso / Iván Daste / Alumnos de 4ºC-ESO


La trama de la novela policiaca se introdujo en una mañana de aventuras de verdadero cine negro en las aulas de Bachillerato. El autor canario Marino Gambín la mañana del viernes 17 de noviembre ofreció una charla-coloquio sobre su obra dirigida a los alumnos de 1º y 2º de Bachillerato.

El motivo principal de la presencia de Mariano Gambín en el Colegio Virgen del Mar fue la explicación de dos de sus obras: “El Círculo Platónico” y “La ira de Dios”, como colofón a la lectura previa de los alumnos de dichos textos y poder resolver durante la charla las dudas que a estos les habían surgido. Gambín comenzó desarrollando su biografía, cómo había llegado a él la pasión por la novela, y especialmente la policiaca. Recordó su paso por bachillerato, posteriormente su especialización en la Universidad dirigida al mundo del Derecho –hoy ejerce como abogado en Tenerife-, y cómo luego sintió atracción también por la Historia, y se licenció en esta carrera. Se refirió también a su gusto de niño por la creación de cómics. Con 23 años se le ocurrió la idea de escribir una novela y ahí comenzó su periplo por la literatura, “realmente mi vocación había sido siempre la del mundo del derecho, pero me ha llamado la atención desde joven la trama que presentan las novelas policíacas”, señaló durante la charla-coloquio en el Colegio Virgen del Mar, “y así he visto cumplirse mi deseo”.

Nuevos proyectos
Mariano Gambín sigue creando nuevos proyectos, dentro del género de la novela policíaca, y de esta forma ha nacido su nueva obra “La Mansión”, y ya tiene previsto otros nuevos títulos como “Premonición”, que espera publicarla el próximo año sobre la temática de un conflicto mundial nuclear. Igualmente, desearía introducirse en el mundo del cine y ha establecido ya “algunos contactos con productores de cine que ven mi obra guionable, de hecho tiendo a los capítulos cortos para igualarlos a las escenas del cine”, señaló.

El autor firmó ejemplares a los alumnos

Los alumnos aprovecharon la presencia del autor de las dos novelas leídas este curso de Mariano Gambín, “Círculo Platónico y La Ira de Dios”, para acercar a él y perdirle la firma, así como una fotografía de grupo. La charla-coloquio finalizó con la promesa de Gambín de volver al Colegio Virgen del Mar prontamente, quizás a hablar sobre su nuevo proyecto “Premonición”.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 → Página principal